Más que Reiki

Reiki reconocido por la OMS

Hola! hoy os quiero hablar de algo que me apasiona. Si eres de los que aún no sabe qué es el Reiki, sigue leyendo porque verás que es una herramienta increíble! Y si ya lo conoces te animo a que compartamos nuestras experiencias. Cada persona lo vive de manera diferente y siempre se aprende algo nuevo. A grandes rasgos podríamos decir que es una prestación de energía universal a través de la cual podemos sanar emociones y dolencias fisicas, mediante la imposición de manos. Pero a mi parecer, es mucho más que eso... Con la práctica continuada nos facilita la reconexión con nuestra alma y fomenta nuestra  evolución espiritual. También nos  permite desarrollar ciertas capacidades que tenemos innatas, pero que por la forma de vida racional que llevamos, vamos ignorando cada vez más, hasta que se produce un distanciamiento cada vez mayor entre mente, cuerpo y espíritu. Ésto también genera problemas en los chakras que mantenido en el tiempo pueden derivar en una enfermedad (ver Todo sobre los chakras).

Para empezar, diremos que el Reiki es una práctica milenaria japonesa, que fue redescubierta por Mikao Usui en los años 20. Actualmente se divide en 4 niveles diferentes: 
1. Nivel I, el cuerpo físico. 
2. Nivel II, el cuerpo emocional y mental.
3. Nivel III, el cuerpo espiritual. 
4. Maestría.
En cada nivel, además de la teoría adaptada a cada uno de ellos, también el maestro o la maestra de Reiki tiene que hacer un ritual para introducir los símbolos correspondientes a cada nivel y de esa manera el alumno podrá canalizar la energía universal. Normalmente no se introducen los símbolos hasta el nivel II pero en otras escuelas como Reido Reiki en el nivel I ya dan el símbolo Koriki, que significa Felicidad. Por suerte para mi, mi maestra nos lo enseñó y desde el primer día pude practicar Reiki para mi misma  y para mis amigos y familiares. 
Por el simple hecho de que todo es energía, podemos practicarle Reiki a animales, plantas, al agua, a los alimentos o a cualquier objeto. Las plantas se ponen más bonitas y los alimentos minimizan sus efectos más negativos, realzando así, sus efectos más sanos y positivos para nuestro organismo.

Sin embargo, no basta solo con la iniciación, sino que para completar el curso, el alumno deberá practicarse Reiki a sí mismo durante 21 días seguidos, y seguir 3 pautas fundamentales: no comer o reducir todo lo posible la ingesta de carne, no comer o reducir todo lo posible la ingesta de azúcar, no consumir drogas ni alcohol. 
Durante esos 21 días, iremos notando muchos cambios a nivel físico y emocional, pueden generarse patrones de conductas y dolencias físicas antiguas, pero no hay que alarmarse, es pasajero. De hecho, ésto es muy buena señal porque toda dolencia o emoción debe manifestarse para ser sanada.

Durante la terapia de Reiki se pueden notar sensaciones físicas como cosquilleos, calor, frío, un aumento momentáneo de dolor de la zona afectada, etc. esto depende de cada persona, también hay quien no nota nada físico pero si, una relajación profunda. 


El nivel I de Reiki es el despertar de la consciencia, y con cada nivel se va aumentando la potencia de la energía universal, lo que se traduce en mayor efecto en menor tiempo. Algunas personas notan más cambios con un nivel que con otro, imagino que dependerá de cada persona o de lo que tenga que sanar. Para mí el más signifiativo de todos fue el nivel I, fue realmente sorprendente!!!! 


Os voy a contar cómo viví yo cada nivel de Reiki y algunas de las increíbles experiencias que me ocurrieron.


Nivel I de Reiki. Durante 21 días seguidos me dedicaba un ratito cada día a practicarme Reiki, me ponía mi música de flautas marinas que nos dio en el curso, la Maestra. Disfrutaba de un rato de spa espiritual. Era mi momento!! Las sensaciones eran de una paz y armonía increíbles, conforme iban pasando los días iba pasando por diferentes estados... hubo un par de días en que me comportaba de forma infantil y adolescente, con contestaciones hacia mi familia nada normal en mi, era consciente de lo que significaba y aunque quisiera controlarlo no me era posible, evidentemente estaba teniendo patrones de conducta de mi adolescencia. Lo peor fue un día con mi suegra, a la que le monté un pollo por una tontería, yo sentía rabia y no podía controlarlo. Nada más soltarlo me daba cuenta de que aquello no era normal... pero no podía retenerlo. Imaginad el plan! 🤦 Menos mal que pronto se me pasó ese estado y en seguida comencé a notar un gran cambio en mi forma de ser, estaba mucho más tranquila, no me tomaba las cosas a pecho, no estaba a la defensiva (sospecho que esto me venía de experiencias en mi adolescencia). Tened claro que nuestra forma de ser de adulto, tiene siempre su origen en nuestras vivencias desde la niñez hasta la madurez...


Un día, allá por el decimoquinto o decimosexto día de práctica reikiana, tuve una experiencia espiritual de lo más increíble, no se ha vuelto a repetir y mira que lo he deseado! como a mitad de la sesión noté una brisa fresca y agradable por mi lado derecho, justamente la parte que daba a la pared, además no había ventanas ni puertas abiertas...Esa brisa iba acompañada de un aroma a rosas que me embriagó, fue una sensación única, sentí una paz y una felicidad inmensas, estaba muy emocionada, no podía dejar de sonreír... lejos de darme miedo, me sentía protegida y amada. Al comentarle esto a Virginia, mi terapeuta y a mi maestra de reiki, ambas me dijeron que había captado una energía angelical, fue increíble!!!!!!

El vigésimo primer y último día de práctica, me pasó algo durante la terapia que me asustó un poco... sentí cómo fluía la energía desde el chakra corona hasta el plexo solar, una vez ahí, la parte física que ocupa ese chakra (debajo del pecho) comenzó a temblar muy muy fuerte y muy muy rápido, abrí los ojos y vi cómo se movía de manera estrepitosa, era similar al desatranque de un desagüe, evidentemente se trataba de un bloqueo en ese chakra que se estaba desbloqueando, fue realmente una pasada!!!! 


Nivel II de Reiki. Este fue más sutil para mi, pero lo fascinante de este nivel es que puedes sanar experiencias y traumas del pasado y enviar Reiki a distancia a personas o situaciones dramáticas que ocurren en el mundo. Es increíble todo lo que somos capaces de hacer!!

Con este nivel noté cambios muy significativos también, tenía más paciencia con mi hija, empecé a hablar de manera más pausada, yo siempre he hablado por los codos y de manera muy rápida, vamos que hablaba más rápido de lo que pensaba, así no tenía filtro a la hora de decir las cosas... cómo iba a tenerlo!! también era muy nerviosa, siempre estaba como una moto... Todo esto cambió. Poco a poco fui mejorando muchos aspectos tanto de manera física como psíquica. Empecé a desarrollar una gran intuición, notaba cómo mi tercer ojo (situado en la frente) se iba abriendo cada vez más, hasta el punto de ver durante las sesiones de Reiki, incluso escenas e imágenes de mis vidas pasadas... Un día que me hice una sesión de Reiki con las piedras de los chakras, al finalizar, noté cómo la amatista (propia del tercer ojo), estaba ardiendo!! debía haberla limpiado antes de guadarla en su bolsita, pero como no lo hice, al guardarla en la bolsa junto con las demás piedras de cada chakra, se me cayó de las manos de manera muy tonta y dio contra el suelo, era como un peso que tiraba de la bolsa, al sacar las piedras (8 en total) la única que se había roto había sido la amatista, evidencia de que había absorbido mucha carga negativa de energía!! 

Nivel III de Reiki. Con este nivel ya tenía mucha práctica y cada vez más confianza y seguridad en mí misma, le daba sesiones a mi madre y a mi marido especialmente. Aquí empecé a notar que había comenzado a desarrollar ciertas capacidades, empecé a ver la energía y a intuir los colores del aura de las personas, especialmente durante las sesiones de Reiki... , era como ver a través del humo, era energía en movimiento... De pronto se me venía la imagen de la persona rodeada de un haz de luz de color, era el color del aura! Como todo, ésto requiere de práctica. Estuve un tiempo practicando a intuir el color del aura de mis familiares y amigos, y después buscaba la descripción de esos colores del aura y solía acertar la manera de ser o estado de ánimo de esa persona en ese momento. Por si no lo sabéis, los colores del aura cambian según nuestro estado de ánimo, entre otras cosas.


En el plano físico también noté que las sanaciones eran más potentes. En el caso de mi madre, ella lleva años con una dolencia en el dedo anular de la mano derecha, el cual lo tiene encogido y rígido, después de practicarle Reiki durante 10 minutos en la mano, pudo estirar un trozo más el dedo, además de sentir menos rigidez, fue algo inmediato!!! 
A menudo les practicaba Reiki a mi hija y a mi marido por cualquier afección que tuvieran... una vez, después de darle Reiki a mi hija, empezó a vomitar y se le pasó el malestar. En otra ocasión a mi marido le desaparecieron los gases que lo tenían muerto de dolor! otra vez, por un dolor en la mano que mejoró inmediatamente, etc..., ¿aún dudáis de los efectos del Reiki? no me digáis que no es algo realmente maravilloso...!!!

La Maestría. Me ha servido para afianzar mis conocimientos y darle aún más poder a todos los símbolos que ya conocía, además se introducen nuevos símbolos, los más poderosos de todos!! Aquí se enseñan también los rituales de la iniciación y te preparas para impartir los cursos de los diferentes niveles.


La misma noche después de haber sido iniciada en la Maestría, me pasó algo fascinante! Una vez en la cama y ya dormida, con mi hijo pegado a mi, soñé con el símbolo Daykomyo tibetano, es el símbolo maestro, el más poderoso de todos!! lo vi formarse por encima de la cabeza de mi hijo con un haz de luz azul cielo, le estaba practicando Reiki incluso dormida!! lo curioso de esto es que al día siguiente teníamos una prueba médica para la cabecita del niño, ya llevábamos varios controles médicos y éste era definitivo, pues todos los resultados fueron excelentes!!! 

Además de esto, también esa misma noche en sueños, vi un brazo luminoso con una manga ancha que se acercaba a mí y en ese preciso momento noté perfectamente que me había tocado, lo que hizo despertarme un poco sobresaltada... no sentí miedo, supe que había tenido una canalización, era Jesús, mi principal referente espiritual!!

Tened en cuenta que las experiencias que tengáis siempre van en función de lo que uno/a pueda asimilar. 

Sabed que el Reiki está reconocido por la OMS, os dejo el siguiente enlace 😉 Reiki reconocido por la OMS

Hablando de Reiki... mi próximo proyecto en uno o dos meses es impartir el primer nivel de Reiki, igual de completo y estupendo que el que yo recibí, de la mano de Sonia Gallego Galán, Gran Maestra y aún mejor persona, Si estás interesado/a, déjame un comentario y te informo!!


Espero que os haya gustado!! Y no olvides suscribirte al blog si no quieres perderte las próximas publicaciones 😉

Namasté 


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Ley de la Atracción

Vampirismo energético

Todo sobre los chakras